WINDOWS

Cómo podemos hacer capturas de pantalla en Windows 10

Hacer una captura de pantalla es algo que realizamos a diario, pero lo cierto es que en Windows 10 no es tan sencillo como en los smartphones, en algunos de los cuales basta con deslizar tres dedos hacia abajo.

Dentro del sistema operativo hay varias maneras de hacerlas, unas más sencillas y otras más complicadas, de manera que podemos elegir la que más se adapte a nuestros gustos.

El clásico ImprPant

En la parte superior del teclado hay una serie de teclas que nunca usamos y entre las que está la de imprimir pantalla, que lo que hace es justo eso, una copia de todas la pantalla que estamos viendo en ese momento.

Esto la limita un poco, ya que no podemos centrarnos sólo en una zona y se verá toda la información que estemos viendo nosotros.

De esta manera, el botón es útil cuando queremos hacer una captura de la pantalla entera y llevarla al mítico Paint, en donde podemos editarla.

Lightshot

Otra forma para capturar la pantalla es mediante programas externos como este, que ya lleva muchos años entre nosotros.

Es gratuito y lo tenemos que instalar, momento en el que nos aparecerá en el menú contextual para hacer las capturas, aunque también lo podemos “llamar” con una combinación de teclas.

Su ventaja es que nos da muchas más opciones que el botón ImprPant, como elegir el formato de la captura o su calidad. Además, nos deja subir las capturas a la nube, podemos recortar solo una parte de la pantalla y sin salir del programa podemos llevar a cabo pequeñas tareas de edición.

Si trabajamos mucho con capturas es un programa que conviene tener, pues nos ahorrará mucho tiempo y el trabajo será más sencillo.

Con un atajo de teclado

Dentro de Windows 10 podemos hacer capturas de pantalla sencillas que se guardan directamente a portapapeles. No es una herramienta tan potente como la anterior, pero es rápida, no tenemos que instalar nada y nos permite hacer capturas de pantalla, que es de lo que se trata.

Solo hay que pulsar a la vez las teclas Win+SHIFT+S para que aparezca la herramienta en la pantalla, la cual nos da varias opciones de recorte, para mandarlo al portapapeles, lo que nos permite pegarlo donde necesitemos.

Después, podemos pinchar en el recorte, que nos aparecerá en la zona del reloj, y se abrirá la herramienta de recortes para poder editar la captura.

Herramienta de recortes

Windows 10 tiene una herramienta de recortes, que es la que se abre con la combinación de teclas anterior, aunque en ese caso lo hará de una forma más completa.

La podemos buscar en inicio o poniendo “recortes” en la barra de búsqueda de Windows, o incluso anclarla a la barra de tareas si la usamos mucho.

Al abrirla nos salen las opciones para hacer el recorte y una vez hecho es posible editarlo y guardarlo en un archivo. Sería la herramienta rival de Lightshot, pero sin la necesidad de instalar nada, de forma que lo mejor es probar ambas para ver cuál nos gusta más o emplear las dos dependiendo del destino de la captura.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar